Disfrutar cada movimiento como lo hacen los niños

Del ajedrez al tablero de la existencia

Disfrutar cada movimiento como lo hacen los niños

PAUTAS PARA EL JUEGO, PRINCIPIOS PARA LA VIDA (parte 5)

Por: Diego Londoño.

El juego se desarrolla espontáneamente, sin presiones ni imposiciones de mayores. El descanso escolar, la casa, el barrio: cualquier espacio es propicio para el encuentro.  Los roles y reglas se definen y redefinen casi sin aviso. Si hay peleas, al rato ya están de nuevo involucrados en otro juego: el rencor es una condición inexistente a su juicio.

Cuando crecemos, buena parte de ello lo dejamos atrás, lo vemos como inconcebible: el ganar abruma nuestra visión y el cómo pasa a un segundo plano; el disfrute, el gusto inicial que nos atrajo del juego, queda eclipsado por la tensión; la rabia ante las derrotas impide, en muchos casos, una reflexión constructiva. Seguimos jugando, acción señalada como privilegio de los menores, pero no reímos, a veces ni luego de ganar.

El ajedrez, juego antes que deporte, nos permite recrear en la mente infinidad de alternativas. Si recuperáramos, al menos por momentos, el espíritu de niño ante el juego recordaríamos lo creativos que fuimos, que en definitiva somos. Búsqueda curiosa por encontrar la novedad: los mejores ajedrecistas rompen con esa barrera que señala que el juego libre es exclusivo de la infancia. La próxima vez que te digan que actúas como un niño siéntete halagado. 

Imágenes de www.ajedrezypsicología.com y  de www.escuelaenlanube.com/

Disfrutar cada movimiento como lo hacen los niños

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.